lunes, 16 de junio de 2014

SANTA TERESA DE LOS ANDES


Fiesta: El calendario carmelita la festeja el 13 de julio, el Martirologio Romano la recuerda el 12 de abril día de su ingreso a la Casa del Padre.



Juana Fernández Solar nació en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900. Desde su infancia se destacó por ser una niña muy piadosa, asistía diariamente a la Eucaristía, rezaba a María, y procuraba corregir todas sus faltas.
Hizo sus estudios en el colegio del Sagrado Corazón. Profundamente afectiva, se creía incapaz de vivir separada de sus seres queridos. Sin embargo, asumió generosamente la prueba de estudiar en régimen de internado los tres últimos cursos del colegio, como entrenamiento para la separación definitiva, ya que deseaba ardientemente ser religiosa Carmelita.
Se había sentido llamada al Carmelo a los 14 años. Mediante la lectura de los santos carmelitas y la frecuente correspondencia con la priora del convento de Los Andes, fue preparándose, tanto que a sus 17 años ya era capaz de exponer el ideal y el ardor de la vida contemplativa carmelita de una forma excelente. Ingresó en las Carmelitas Descalzas de Los Andes el 7 de mayo de 1919, a los 18 años, donde, al profesar, cambió su nombre por el de Teresa de Jesús.
No alcanzó a vivir ni un año entero en el convento, murió por una enfermedad el 12 de abril de 1920. Las religiosas aseguraban que al entrar ya era santa. De modo que, en tan corto tiempo, pudo consumar la carrera a la santidad que había iniciado muy en serio mucho antes de su primera comunión.
Desde su canonización se convirtió en la primera chilena y la primera carmelita americana que ha alcanzado el honor de los altares.

miércoles, 11 de junio de 2014

Las Obras de Misericordia Espirituales



Las obras de misericordia espirituales:

Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales (cf. Is 58, 6-7; Hb 13, 3). Instruir, aconsejar, consolar, confortar, son obras espirituales de misericordia, como también lo son perdonar y sufrir con paciencia.
(Catecismo de la Iglesia Católica n° 2447)

Citas bíblicas:
-Corregir al que se equivoca: "Si tu hermano peca, ve y corrígelo en privado. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano." (Mt 18, 15) "Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros." (Col 3, 16)

-Enseñar al que no sabe: "En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de sus pensamientos. Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz estará con ustedes." (Flp 4, 8-9)

-Dar buen consejo al que lo necesita: "Traten de convencer a los que tienen dudas, y sálvenlos librándolos del fuego." (Jds 1, 22-23) "Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen. Pero háganlo con delicadeza y respeto, y con tranquilidad de conciencia." (1 Ped 3, 15-16)

-Consolar al triste: "Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, que nos reconforta en todas nuestras tribulaciones, para que nosotros podamos dar a los que sufren el mismo consuelo que recibimos de Dios." (2 Cor 1, 3-4)

-Sufrir con paciencia: "En efecto, ¿qué gloria habría en soportar el castigo por una falta que se ha cometido? Pero si a pesar de hacer el bien, ustedes soportan el sufrimiento, esto sí es una gracia delante de Dios. A esto han sido llamados, porque también Cristo padeció por ustedes, y les dejó un ejemplo a fin de que sigan sus huellas. Él no cometió pecado y nadie pudo encontrar una mentira en su boca. Cuando era insultado, no devolvía el insulto, y mientras padecía no profería amenazas; al contrario, confiaba su causa al que juzga rectamente." (1 Ped 2, 20-23)

-Perdonar: "Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo." (Col 3, 13)

-Rezar: "Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animados por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos" (Ef 6, 18

VOLVER A JESUCRISTO. RECUPERAR LA FRESCURA ORIGINAL DEL EVANGELIO

24/03/2014 - VOLVER A JESUCRISTO. RECUPERAR LA FRESCURA ORIGINAL DEL EVANGELIO Conferencias de José Antonio Pagola Video VOLVER A J...