lunes, 13 de abril de 2015

Jesús de la Divina Misericordia


 



Divina Misericordia
Nuestro Señor se apareció a Sor María Faustina, religiosa de la Congregación de las Hermanas de la Caridad de la Madre de Dios (Magdalenas), desde 1931 a 1938, en Plock (Polonia). Faustina escribía en su diario todo lo que escuchaba y veía.
El 22 de febrero de 1931 escribió en su diario:
“Me encontraba en mi habitación por la tarde y me di cuenta que Jesús estaba ante mí, vestido de blanco. Una mano estaba levantada en ademán de bendecir, y la otra descansaba sobre su pecho. Del pecho, por la abertura de la túnica, salían dos grandes rayos de luz, uno rojo y el otro pálido. Contemplé a Jesús con fervor y en silencio; mi alma se llenó de temor, pero también de un gozo que no se puede describir”.
Después de un rato, Jesús me dijo: “Pinta una imagen según la imagen que ves y escribe debajo: “Jesús en Ti confío”. Deseo que esta imagen sea venerada, primero en vuestra capilla y después en el mundo entero”.
“Los rayos del cuadro representan la Sangre y el agua que brotaron del fondo de Mi Misericordia, cuando Mi Corazón, agonizante, fue abierto por la lanza en la Cruz. Los rayos pálidos simbolizan el Agua, que purifica el alma, y los rayos rojos representan la Sangre, que es la vida del alma… Antes de que yo venga como Justo Juez, abro de par en par las puertas de Mi Misericordia, pero el que no quiera entrar por las puertas de Mi Misericordia tendrá que pasar por las puertas de Mi Justicia.”
La imagen fue venerada públicamente por primera vez el 26 de abril de 1935. En la actualidad es venerada en la Iglesia del Espíritu Santo en Vilnius, Lituania.
Durante el pontificado de Juan Pablo II, el 30 de Abril del 2000, al canonizar a santa Faustina, se proclamó la fiesta de la Divina Misericordia, a celebrarse todos los años el segundo domingo de Pascua.

Meditación 2

“Ya sé lo que me vas a decir.” Ésas fueron sus primeras palabras antes de que yo pudiera abrir la boca. Y a mí no me gustó. Me dieron ganas de volverme y marcharme. Si él ya sabía lo que yo le iba a decir, ¿para qué iba yo a decírselo? De hecho yo mismo no tenía nada pensado para decírselo en aquel momento. Yo sólo iba a verlo a charlar un rato sin nada concreto que hacer. No iba a decirle nada en particular. Pero él lo sabía. Él sabía lo que había en mi mente aunque yo no lo supiera. Y eso es totalmente injusto. Yo tengo mis principios, mis opiniones, mis decisiones, y mis amigos saben mi carácter y respetan mis convicciones. Pero tampoco soy tan rígido, soy espontáneo y estoy vivo, escucho, reflexiono, reacciono, puedo cambiar de opinión si encuentro otra mejor, y puedo aceptar el pensamiento de otro si me parece oportuno. De hecho no me gusta repetirme.
No me gusta que me aten, que me inmovilicen, que me pongan en un marco. Me dejo libre a mí mismo, y mañana puedo decir algo distinto de hoy si lo veo de otra manera. Si me dice que ya sabe lo que le voy a decir, le contesto que no me conoce, porque yo mismo no lo sé. Yo soy libre. Lo divertido es que yo mismo no me conozco a mí mismo del todo, y ahora viene este otro diciendo que me conoce. Déjame libre para ser yo mismo, para descubrirme a mí mismo, para disfrutar encontrándome a mí mismo.

Meditation 2

“I know what you’re going to tell me.” These were his first words before I could open my mouth. I felt bad about it. I even felt like turning round and going away. If he already knew what I was going to tell him, what was the use of my telling him?
In fact I myself did not quite know what I was going to tell him. I was just coming for a chat with nothing special on my mind, just to meet a friend and talk about whatever would come to our minds without any formality whatever. But he knew. He knew my mind. He knew me better that I know myself. That is unfair. I do have my principles, my opinions, my decisions, and my friends know my character and respect my choices. But I’m not so rigid either, I’m spontaneous and alive, I listen, I reflect, I react, I can change my opinion if I find a better one, and follow someone’s lead of opportune. I don’t actually like to repeat myself.
That’s why I don’t like to be bound, to be set in a frame. I leave myself free, and tomorrow I may say something different from today if I see it differently. If he says he knows what I’m going to say, I retort that if he says that he doesn’t know me. I’m a free person. The fun is that I don’t quite know myself in full, and now this man comes around saying that he knows me. Leave me free to be me, to discover myself, to enjoy being who I am.

domingo, 5 de abril de 2015

Señal de la Cruz

POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ



Por la señal de la Santa Cruz
de nuestros enemigos,
líbranos Señor, Dios nuestro.

Para completar con el dibujo de la señal de la cruz, haga clic en el siguiente enlace:

http://www.dibujosparacatequesis.blogspot.com.ar/2012/07/senal-de-la-cruz.html

Meditation one

Meditation
“I know what you’re going to tell me.” These were his first words before I could open my mouth. I felt bad about it. I even felt like turning round and going away. If he already knew what I was going to tell him, what was the use of my telling him?
In fact I myself did not quite know what I was going to tell him. I was just coming for a chat with nothing special on my mind, just to meet a friend and talk about whatever would come to our minds without any formality whatever. But he knew. He knew my mind. He knew me better that I know myself. That is unfair. I do have my principles, my opinions, my decisions, and my friends know my character and respect my choices. But I’m not so rigid either, I’m spontaneous and alive, I listen, I reflect, I react, I can change my opinion if I find a better one, and follow someone’s lead of opportune. I don’t actually like to repeat myself.
That’s why I don’t like to be bound, to be set in a frame. I leave myself free, and tomorrow I may say something different from today if I see it differently. If he says he knows what I’m going to say, I retort that if he says that he doesn’t know me. I’m a free person. The fun is that I don’t quite know myself in full, and now this man comes around saying that he knows me. Leave me free to be me, to discover myself, to enjoy being who I am.

Meditacion uno

El peregrino vuelve de peregrinación del santuario del Buda y les cuenta a todos sus experiencias. El sabio que le escucha le dice: Debes de tener unos hombros muy fuertes. - ¿Por qué? – Porque veo que todavía llevas a Buda cargado sobre tus hombros.
El discípulo le pregunta al maestro: - “¿Qué es la iluminación?” y éste le contesta: “Lo sabrás cuando llegues a la liberación interior.” Luego va y le pregunta a otro maestro: “¿Qué es la liberación interior?” Y le contesta: “Lo sabrás cuando llegues a la iluminación.” Los dos maestros se habían conchabado, claro.
Pregunta al primer maestro: ¿Dónde he de buscar la iluminación?
Respuesta: En el norte… o en el sur.
Pregunta al segundo maestro: ¿Dónde he de buscar la iluminación?
Respuesta: En el este… o en el oeste.
También éstos estaban conchabados.
Pregunta: ¿Cuál es la primera lección de la iluminación?
Respuesta: XYZ
¿Y la última?
ABC
La tortuga sagrada aparece sólo una vez cada 500 años. El maestro, que siempre dice la verdad, dice que la ha visto cuatro veces.
Tras una larga búsqueda el peregrino llega a la presencia de la Diosa de la Verdad. Es una anciana fea y desdentada. El peregrino la saluda, le va haciendo todas las preguntas que tenía preparadas, y la diosa le da siempre la respuesta exacta y verdadera. Al final le pregunta: “¿Qué mensaje queréis que les comunique a los hombres de vuestra propia boca?” Y la Diosa de la Verdad contesta sonriendo desde su desdentada boca: “Decidles que soy joven y hermosa.”
Los dioses les dieron a los hombres la imagen de la Diosa de la Verdad en una bella porcelana. Pero se les cayó y se rompió. Desde entonces ya sólo posee cada uno un trocito de ella. Y cada uno se cree que lo que él tiene es todo.

VOLVER A JESUCRISTO. RECUPERAR LA FRESCURA ORIGINAL DEL EVANGELIO

24/03/2014 - VOLVER A JESUCRISTO. RECUPERAR LA FRESCURA ORIGINAL DEL EVANGELIO Conferencias de José Antonio Pagola Video VOLVER A J...