viernes, 29 de enero de 2016

A veces no se por donde ir....

Hay muchas maneras de decirlo, directamente o con ejemplos sutiles, pero a mi me ha pasado lo que a tantos: NO  se por donde ir.... puedo indudablemente explicar la causas, pero lo antes era tan claro, dado por obio ahora es inseguridad, desconfianza, como si las cosas que antes hacia no sirven ni tienen trascendencia.
La inmovilidad causa una especie de acomodarse, de crear hábito, de comodidad ante la urgente necesidad de cambiar lo esta fuera del proyecto de Dios.
No se por donde ir...
busco opciones, no las encuentro...
pero quiero salir de este estado... añoro ser libre..

Omar Mantilla

viernes, 15 de enero de 2016

San Francisco de Sales, 24 de Enero





San Francisco nació en el castillo de Sales, Saboya (Francia), el 21 de agosto de 1567.  A los 13 años viajó a París para estudiar con los jesuitas. Después estudió Derecho y Teología, primero en la Universidad de París y después en la de Padua. Fue ordenado sacerdote dos años después, a pesar de la fuerte oposición de su padre.  
A partir de ese momento, ejerció el sacerdocio con bastante trabajo y dedicación. Tenía una personalidad alegre, paciente y optimista. Sus inicios como sacerdote los ejerció entre los pobres.
En 1594, fue hacia la zona del Chablais dominada por calvinistas. En un inicio fue echado por los pobladores y tuvo que pasar temporadas viviendo en la intemperie. Allí su celo y trabajo empezaron a dar fruto. Debido a su carácter amable y paciente y a una propaganda hecha a mano y distribuida casa por casa, profunda en su contenido, refutando las ideas calvinistas, logró cautivar a los pobladores y convertirlos.
En 1602 el obispo de Ginebra murió y Francisco tomó su lugar. Su estilo de vida y carácter cobraron mayor fama ya que se reveló como un gran organizador de su diócesis, llevando una vida austera y con suma preocupación por los pobres y por la formación de sus feligreses. Por ello empezó a escribir libros de manera sencilla que gustaron a todos.
Su encuentro con Juana de Chantal en 1604, acogiéndola como hija espiritual, dio como resultado la fundación de la Orden de la Visitación de Santa María, el 6 de junio de 1610, para mujeres jóvenes y viudas que querían vivir el llamado de Dios sin la rigurosidad de los conventos monacales.
Murió a los 56 años, y en 1665 fue canonizado por el papa Alejandro VII. Es el patrono de los periodistas.

Meditación

Cuento indio. Había un asceta, santo y penitente, que vivía en la selva, lejos de caminos humanos, se sustentaba de los frutos de los árboles y las raíces del suelo, y bebía del agua cristalina del río que fluía por el bosque de su cabaña. Vestía sólo un taparrabos y guardaba otro para cambiarse. Y pasaba todo el día en la contemplación sagrada del Dios que había hecho esas maravillas.
Pero había ratones en la selva, y mientras él estaba en oración le roían el taparrabos que había puesto a secar. Pronto quedó inservible. Había que hacer algo.
Los vecinos devotos de aldeas cercanas y lejanas que lo visitaban para pedirle su bendición le indicaron el remedio La presencia de un gato ahuyenta los ratones. Le trajeron un gato y el taparrabos quedó a salvo. Pero ahora había que darle de comer al gato. Al gato le gusta la leche. Los siempre devotos visitantes le regalaron una vaca. ¿Qué comerá la vaca? Hierba, ya se entiende. Pues le regalaron unos campos para que pastara la vaca. El ermitaño sólo tenía que cuidar de los campos, regarlos, abonarlos, cortar hierba para cuando hiciera falta. Y ordeñar a la vaca para que diera leche y comiera el gato y espantara a los ratones y quedara protegido el taparrabos de cambio. Así lo hizo el monje, dejándose llevar por el cariño y la sabiduría práctica de sus fieles devotos
Hasta que un día cayó en la cuenta de que ya no hacía oración. Se le pasaba todo el tiempo entre los campos, la vaca y el gato No tenía tiempo. No tenía ganas. Se había convertido en terrateniente. Y los vecinos devotos dejaron de visitarlo. Decían que su bendición ya no surtía efecto.

San Romero de América

Home   »   poéticas    »   san romero de américa, pastor y mártir nuestro, por pedro casaldáliga san romero de américa, pastor y m...