miércoles, 30 de marzo de 2016

Revelo... que no se ve

Desde que llego todos creían que era un aporte al moribundo Distrito del Ecuador, que lamentablemente ya no existe. Y es que lleno de un discurso "meloso" propio de su falta de identidad, pues había hecho para sí un acento extranjero que le deba seguridad y un protagonismo que en su país no tendrá nunca, pues extrañamente siguió una VOCACIÓN a la que no le hace honor.
Paso el tiempo y el árbol ha dado frutos, totalmente malos para todos, sin entrar en detalles, todos lo miran con desdén y esperando que se esfume... Conozco que sigue rondando en que ocuparse para dar sentido a su infructuosa presencia...Nombre Jaime.... y no Revela nada... solo oscuridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Espíritu Santo sopla con fuego renovado la Iglesia

Desde la "crisis" que tanto hablan en la Iglesia , desde la soledad, la lejanía. que siento de los "míos" yo veo que el...